Arrendar tu inmueble: 3 opciones para hacerlo correctamente

arrendar-tu-inmueble

1.- Quieres arrendar tu inmueble solo.

¿Tu decisión es promocionar, comercializar y administrar tu contrato de arrendamiento por ti mismo? Si es así, aquí te contamos todo lo que necesitas saber. 

Etapa de promoción y comercialización del inmueble.

Lo primero que debes hacer para arrendar tu inmueble es tomar mínimo 16 fotos que le permitan al potencial inquilino ver cada detalle. Esmérate porque el día de las fotos el inmueble esté limpio y ordenado.

Ten claro si tu inmueble es netamente residencial, si es comercial o si se podría dar cualquiera de los dos usos. Saber esto es clave para saber cómo enfocas la descripción de tu inmueble acorde a los posibles inquilinos que te contactaran.

Define el canon de arrendamiento de tu inmueble. Lo más ideal es verificar el valor de arrendamiento ofertado en inmuebles igual al tuyo o muy similares en el mercado.

Ya estás listo para hacer la publicación,  en este paso es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Publica en un medio donde el mayor número de potenciales inquilinos vean tu inmueble.
  • Registra un número telefónico que pueda ser atendido permanentemente.  
  • Filtra al potencial inquilino de tal manera que no te haga perder el tiempo o lo pierda él también.

 

Para atender la cita es necesario que tengas claro qué documentos vas a pedir para analizar su capacidad de pago y su viabilidad para asumir los compromisos de tu contrato de arrendamiento.

Aprovecha la cita para conocer mejor a tu potencial inquilino, y en caso de ser lo que buscas, pídele sus datos para hacer un adecuado seguimiento y pasa a elaborar el contrato de arrendamiento.

Es el momento de saber que los contratos de arrendamiento tienen un marco legal, debes conocer la Ley 820, además de otras complementarias y dependiendo del contrato de arrendamiento que vayan a suscribir, tener claro si es residencial o comercial.

De un buen contrato de arrendamiento se deriva una buena administración del mismo y una feliz estadía del inquilino. 

Una vez firmado el contrato de arrendamiento, prepara tu inmueble para entregarlo en excelente estado, es la forma de exigir que te lo cuiden y te lo entreguen de la misma manera al terminar el contrato. Recuerda enviar un original del contrato de arrendamiento a tu inquilino y uno a su deudor solidario por correo certificado, la ley te lo exige y lo necesitarás más adelante en cualquier proceso legal que te toque atender.

Para la entrega es importante que hagas un inventario detallado de todo lo que incluye tu inmueble, un registro fotográfico del mismo y tu inquilino debe firmar el inventario en señal de recibido en las condiciones descritas.

Si recibes solicitudes de reparación por daños en tu inmueble, debes dar una respuesta oportuna y dentro del marco legal.

Ahora que entregaste tu inmueble al inquilino, ¿Cómo garantizas que te va a pagar puntual mes a mes?

Ese detalle lo debes tener previsto para saber qué hacer en caso de incumplimiento y proceder de inmediato cuando se presente la mora.

Una vez el contrato de arrendamiento esté por finalizar, ten en cuenta:

  • Si tu contrato se va a prorrogar debes hacer el incremento de ley pactado de forma oportuna, recuerda que el incremento en la cuota de administración de la copropiedad es a cargo de tu inquilino.
  • Si el contrato no se va a prorrogar porque tu inquilino te aviso con la debida anticipación de la no prórroga, recuerda verificar con tu inventario inicial que todo esté bien. Si hay observaciones se deben acordar y resolver para recibir tu inmueble en la fecha correspondiente a la finalización y sin problemas.

Por último, antes de recibir tu inmueble verifica el estado de pago de las facturas de servicios públicos a cargo de tu inquilino.

 

2- ¿Necesitas ayuda para comercializar tu inmueble; pero luego quieres administrar tu contrato de arrendamiento por ti mismo?

En este caso un profesional inmobiliario te puede atender en una modalidad comercial que se denomina corretaje. El corretaje consiste en pagar el valor total de tu primer canon al profesional inmobiliario que consiguió un inquilino para tu inmueble.

Que debes tener en cuenta para elegir al profesional idóneo:

  • Cerciórate que el profesional inmobiliario o la empresa inmobiliaria sea fuerte en arrendamientos, eso lo descubres por el inventario de inmuebles que maneje, la zona énfasis de trabajo y la experiencia que tiene en arrendamiento.
  • Verifica los portales, páginas y medios donde publica sus inmuebles en arrendamiento.
  • Verifica que dispone de tiempo para contestar las llamadas y atender las citas de solicitud de los potenciales inquilinos que les interesa ver tu inmueble
  • Verifica la disponibilidad de tiempo y vocación de servicio en arrendamientos que tiene para atender las visitas.
  • Es importante que el profesional elegido te informe del resultado de su promoción y comercialización.
  • Acuerda en un inicio la tarifa del corretaje y los servicios que incluye.

Una vez tengas el inquilino idóneo, ve a los tips que te explicamos en el punto 1 para la elaboración correcta del contrato de arrendamiento.

 

3- ¿Tienes tu inmueble listo para arrendar; pero no dispones de tiempo para encargarte de la comercialización y administración del contrato de arrendamiento? 

En este caso necesitas una empresa experta en arrendamientos que te acompañe y te genere tranquilidad desde la promoción, comercialización y administración del contrato de arrendamiento. Las principales soluciones que debe ofrecerte esta empresa son:

  • Buscar y encontrar el inquilino idóneo para tí. 
  • Garantizar su viabilidad económica con el aval de una afianzadora.
  • Elaborar el contrato de arrendamiento teniendo en cuenta todos los factores que exige la ley.  
  • Hacer la entrega del inmueble con inventario y registro fotográfico. 
  • Atender las peticiones, quejas, reclamos y solicitudes de tu inquilino, además, de encargarse de la logística para solucionarlas.
  • Pagar la cuota de la administración de la copropiedad (si aplica). 
  • Garantizar el pago de tu arriendo mes a mes y mantenerte al tanto de tu estado de cuenta.
  • Si el contrato se prorroga, hacer el incremento de ley y/o pactado.
  • Cuando haya desocupación, informarte oportunamente, hacer la previsita y la visita para recibir el inmueble acorde al inventario inicial e iniciar de inmediato la comercialización para rentar de nuevo el inmueble cuanto antes.

 

Nuestro compromiso es mantenerte informado con objetividad y transparencia de temas de interés, para garantizar que tu inversión no se convierta en una pesadilla sin control. Somos la empresa experta en arrendamientos y estamos dispuestos a ayudarte, contáctanos y uno de nuestros expertos te atenderá.

Todos los derechos reservados 2019. Diseñado por Capeí